an online Instagram web viewer

#spainyes medias

Photos

Accesibles desde un hermoso y angosto sendero se hallan las fuentes que dan origen al Llobregat. En el Parque Natural de la Sierra del Cadí, prepirenaico pero con paisajes que en nada envidian a muchos de los existentes en pleno Pirineo. Rodeadas de bellos pueblos situados a gran altura. Como estas fuentes que nacen en los 1300 metros, por unas rendijas en las que el agua acumulada en las entrañas de la montaña revientan la roca iniciando un vertiginoso descenso entre hermosos bosques.
Accesibles desde un hermoso y angosto sendero se hallan las fuentes que dan origen al Llobregat. En el Parque Natural de la Sierra del Cadí, prepirenaico pero con paisajes que en nada envidian a muchos de los existentes en pleno Pirineo. Rodeadas de bellos pueblos situados a gran altura. Como estas fuentes que nacen en los 1300 metros, por unas rendijas en las que el agua acumulada en las entrañas de la montaña revientan la roca iniciando un vertiginoso descenso entre hermosos bosques.
Valdanzuelo se queda en penumbras mientras los últimos rayos de sol tiñen los altos. Es verano, pero en cuanto atardece hay que tirar de chaqueta. Por el día puede haber más de 30 grados y por la noche bajar a 13.. La vista es desde la parte baja del camino que lleva a la Peña del Buitre con el Manadero al fondo a la izquierda.
Valdanzuelo se queda en penumbras mientras los últimos rayos de sol tiñen los altos. Es verano, pero en cuanto atardece hay que tirar de chaqueta. Por el día puede haber más de 30 grados y por la noche bajar a 13.. La vista es desde la parte baja del camino que lleva a la Peña del Buitre con el Manadero al fondo a la izquierda.
Puertas que ya no llevan a ninguna parte. Puertas que ya no guardan nada. Ventanas sin luz. Desolación y olvido. Cuánta gente se fue sin saber que no volverían. Asomas la cabeza y solo ves una cuenta atrás... Recuerdos de lo que no ocurrió.
Puertas que ya no llevan a ninguna parte. Puertas que ya no guardan nada. Ventanas sin luz. Desolación y olvido. Cuánta gente se fue sin saber que no volverían. Asomas la cabeza y solo ves una cuenta atrás... Recuerdos de lo que no ocurrió.
Desde el final del sendero, antes de iniciar el descenso hacia el pueblo, la vista sobre Valdanzuelo se amplía. Hemos subido por la Antillera, caminado por las Piñuelas y las Mochas y saldremos por Bartolín al cementerio. Desde aquí se contempla el angosto valle en el que se alojan las casas.
Desde el final del sendero, antes de iniciar el descenso hacia el pueblo, la vista sobre Valdanzuelo se amplía. Hemos subido por la Antillera, caminado por las Piñuelas y las Mochas y saldremos por Bartolín al cementerio. Desde aquí se contempla el angosto valle en el que se alojan las casas.
A escasos kilómetros de Valdanzuelo abundan los parajes naturales dignos de una visita. El Cañón del Río Lobos es uno de ellos. Paredes de roca caliza, formas y relieves que el agua y el frío han moldeado, cavernas y recorridos subterráneos de agua que afloran por toda la zona. Los buitres anidan y sobrevuelan sin pausa el lugar.
A escasos kilómetros de Valdanzuelo abundan los parajes naturales dignos de una visita. El Cañón del Río Lobos es uno de ellos. Paredes de roca caliza, formas y relieves que el agua y el frío han moldeado, cavernas y recorridos subterráneos de agua que afloran por toda la zona. Los buitres anidan y sobrevuelan sin pausa el lugar.
Atardece en el llano. No hay mejor plan que subirse ahí arriba y esperar a que el sol se hunda en el horizonte. Sin prisa, como si no hubiera nada mejor que hacer y realmente surge la duda de si lo hay. Quizá solo se pueda mejorar escuchando alguna canción, o prestando oído al canto delas aves que revolotean despidiendo el día....
Atardece en el llano. No hay mejor plan que subirse ahí arriba y esperar a que el sol se hunda en el horizonte. Sin prisa, como si no hubiera nada mejor que hacer y realmente surge la duda de si lo hay. Quizá solo se pueda mejorar escuchando alguna canción, o prestando oído al canto delas aves que revolotean despidiendo el día....
Líquenes y musgo se reparten el tronco de las encinas a partes iguales. Estamos en el Manadero y el año extraordinariamente húmedo nos permite esta visión ya en Julio. El liquen indica la pureza del aire que respiramos y es habitual encontrarlo en cualquier época del año en este recoveco del monte. En la foto, lo difícil resulta distinguir el tronco de la encina.
Líquenes y musgo se reparten el tronco de las encinas a partes iguales. Estamos en el Manadero y el año extraordinariamente húmedo nos permite esta visión ya en Julio. El liquen indica la pureza del aire que respiramos y es habitual encontrarlo en cualquier época del año en este recoveco del monte. En la foto, lo difícil resulta distinguir el tronco de la encina.
Mirando hacia el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama desde Palazuelos de Eresma en Segovia. Creado en 2013 es el último de los Parques Nacionales añadido a la lista. Ya en 2015 fue el segundo parque más visitado. La mayoría de su territorio se ubica en la provincia de Madrid y el resto en Segovia. Buena parte de sus cumbres superan los 2.000 metros de altitud. Puede que sin el agua que estas cumbres generan ciudades como Madrid no existieran...
Mirando hacia el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama desde Palazuelos de Eresma en Segovia. Creado en 2013 es el último de los Parques Nacionales añadido a la lista. Ya en 2015 fue el segundo parque más visitado. La mayoría de su territorio se ubica en la provincia de Madrid y el resto en Segovia. Buena parte de sus cumbres superan los 2.000 metros de altitud. Puede que sin el agua que estas cumbres generan ciudades como Madrid no existieran...
El mercado de San Miguel se ha convertido en un bullicioso punto de encuentro. Sigue conservando puestos para la venta de carne, fruta o pescado, pero con una visión más enfocada hacia el turismo. Su situación estratégica la convierten en lugar obligado de paso, ya que los puestos de venta se complementan con una variada oferta de comida y bebida para consumir de modo informal en el mismo lugar.
El mercado de San Miguel se ha convertido en un bullicioso punto de encuentro. Sigue conservando puestos para la venta de carne, fruta o pescado, pero con una visión más enfocada hacia el turismo. Su situación estratégica la convierten en lugar obligado de paso, ya que los puestos de venta se complementan con una variada oferta de comida y bebida para consumir de modo informal en el mismo lugar.
Fiestas de San Isidro. Por la tarde, la imagen del Santo es sacada por las calles en un recorrido donde chulapas y chulapones le escoltan. Al ambiente propio de cualquier día festivo se suman las celebraciones por el patrón de la ciudad.
Fiestas de San Isidro. Por la tarde, la imagen del Santo es sacada por las calles en un recorrido donde chulapas y chulapones le escoltan. Al ambiente propio de cualquier día festivo se suman las celebraciones por el patrón de la ciudad.
Había nevado y a rotos llovía y nevaba, pero la imagen la provoca el chorro de una de las fuentes del Palacio de la Granja. Subía tan alto que cualquier ráfaga de viento podía sorprender a los presentes...
Había nevado y a rotos llovía y nevaba, pero la imagen la provoca el chorro de una de las fuentes del Palacio de la Granja. Subía tan alto que cualquier ráfaga de viento podía sorprender a los presentes...
¿Cuántas lunas llevan vistas esas piedras? ¿Cuántas historias podrán contar de lo que han visto? Es fin de semana y el bullicio se arremolina alrededor del acueducto. En Segovia todo parece partir de él y terminar en él. Y eso que en su día hubo que cerrar al tráfico sus arcos y evitar que camiones y coches pasaran bajo él. Sin duda fue un acierto para su disfrute y conservación.
¿Cuántas lunas llevan vistas esas piedras? ¿Cuántas historias podrán contar de lo que han visto? Es fin de semana y el bullicio se arremolina alrededor del acueducto. En Segovia todo parece partir de él y terminar en él. Y eso que en su día hubo que cerrar al tráfico sus arcos y evitar que camiones y coches pasaran bajo él. Sin duda fue un acierto para su disfrute y conservación.
Una pista de tierra recorre la Costa da Morte por un paisaje espectacular. El Cementerio de los Ingleses se encuentra en el Concello de Camariñas. En este lugar se encuentran enterrados los 172 tripulantes del HMS Serpent que naufragó aquí, un acorazado británico. No ha sido el único naufragio que ha visto la zona.
Una pista de tierra recorre la Costa da Morte por un paisaje espectacular. El Cementerio de los Ingleses se encuentra en el Concello de Camariñas. En este lugar se encuentran enterrados los 172 tripulantes del HMS Serpent que naufragó aquí, un acorazado británico. No ha sido el único naufragio que ha visto la zona.
La Tejera es un conjunto de surgencias que se arraciman en un rincón del monte. Apenas separadas por metros unas de otras se sitúan en la ladera, unas más visibles y otras escondidas entre las raíces de las encinas. Uno de los chorros se aprovecha para llenar unos pilones en los que abrevan las ovejas. El lugar consiste un auténtico oasis en el verano. En la foto podemos apreciar el chorro de agua que surge del interior del monte, en la oquedad de la parte inferior. A pesar de las numerosas fuentes, el agua vuelve a esconderse bajo tierra en apenas unos metros de recorrido por la superficie.
La Tejera es un conjunto de surgencias que se arraciman en un rincón del monte. Apenas separadas por metros unas de otras se sitúan en la ladera, unas más visibles y otras escondidas entre las raíces de las encinas. Uno de los chorros se aprovecha para llenar unos pilones en los que abrevan las ovejas. El lugar consiste un auténtico oasis en el verano. En la foto podemos apreciar el chorro de agua que surge del interior del monte, en la oquedad de la parte inferior. A pesar de las numerosas fuentes, el agua vuelve a esconderse bajo tierra en apenas unos metros de recorrido por la superficie.
Las tierras rojas del llano son abundantes y suelen significar una tierra más fértil para el cultivo. El horizonte amplio nos permite contemplar cómo se forman las tormentas o cómo llueve en el horizonte. El gris oscuro del cielo contrasta aquí con el ocre de la tierra arada...
Las tierras rojas del llano son abundantes y suelen significar una tierra más fértil para el cultivo. El horizonte amplio nos permite contemplar cómo se forman las tormentas o cómo llueve en el horizonte. El gris oscuro del cielo contrasta aquí con el ocre de la tierra arada...
Con el Manadero al fondo, el atardecer colorea el cielo nublado de una reciente tormenta. Es verano, pero las lluvias mantienen en un bonito verde la vegetación.
Con el Manadero al fondo, el atardecer colorea el cielo nublado de una reciente tormenta. Es verano, pero las lluvias mantienen en un bonito verde la vegetación.
Berlanga de Duero en Soria posee un castillo de origen medieval que tras sucesivas ampliaciones se ha convertido en una fortaleza de dimensiones colosales. Soria es tierra de murallas y castillos por su papel de frontera entre las tierras en poder musulmán y el terrritorio cristiano. Merece la pena una visita.
Berlanga de Duero en Soria posee un castillo de origen medieval que tras sucesivas ampliaciones se ha convertido en una fortaleza de dimensiones colosales. Soria es tierra de murallas y castillos por su papel de frontera entre las tierras en poder musulmán y el terrritorio cristiano. Merece la pena una visita.
La misma paz que parecen respirar estas vacas es la que respira cualquiera que se acerca a los Lagos de Covadonga. Los Picos de Europa son un sistema montañoso de roca caliza repleto de surgencias, cuevas y depósitos subterráneos. Sus cuevas dan origen a quesos como el Cabrales o el Picón de Tresviso.
La misma paz que parecen respirar estas vacas es la que respira cualquiera que se acerca a los Lagos de Covadonga. Los Picos de Europa son un sistema montañoso de roca caliza repleto de surgencias, cuevas y depósitos subterráneos. Sus cuevas dan origen a quesos como el Cabrales o el Picón de Tresviso.
Camino de la Antillera no resulta difícil encontrarse con corzos, jabalíes o zorros que disfrutan de la habitual soledad del lugar. La Antillera es un valle que dispone de fuentes y senderos que suben al llano. Ideales para bicicleta de montaña.
Camino de la Antillera no resulta difícil encontrarse con corzos, jabalíes o zorros que disfrutan de la habitual soledad del lugar. La Antillera es un valle que dispone de fuentes y senderos que suben al llano. Ideales para bicicleta de montaña.
Camino del Recuenco y de la Quintanilla, el otoño y las lluvias dejan esta estampa. El sol se aleja y se agacha tras los montes. Los colores dan sus últimos brillos antes de apagarse con la noche.
Camino del Recuenco y de la Quintanilla, el otoño y las lluvias dejan esta estampa. El sol se aleja y se agacha tras los montes. Los colores dan sus últimos brillos antes de apagarse con la noche.
Este es el lugar exacto por el que el agua encuentra un resquicio para abrirse paso tras su oscuro viaje bajo el monte. Una piedra incrustada en la empinada ladera deja asomar el agua que viene brava y nace sin complejos. Estamos en el Manadero, aquí naye el arroyo de la Mostaza y que más abajo se convierte en el arroyo Valdanzo.
Este es el lugar exacto por el que el agua encuentra un resquicio para abrirse paso tras su oscuro viaje bajo el monte. Una piedra incrustada en la empinada ladera deja asomar el agua que viene brava y nace sin complejos. Estamos en el Manadero, aquí naye el arroyo de la Mostaza y que más abajo se convierte en el arroyo Valdanzo.
Es verano. El sol cae de pleno sobre Valdanzuelo e ilumina todo el valle. Por encima nos queda el llano que nos separa de Maderuelo o Languilla. Llano que resulta una delicia para los amantes de la bicicleta de montaña.
Es verano. El sol cae de pleno sobre Valdanzuelo e ilumina todo el valle. Por encima nos queda el llano que nos separa de Maderuelo o Languilla. Llano que resulta una delicia para los amantes de la bicicleta de montaña.
Desde la Peña del Buitre, Valdanzuelo nos queda a la izquierda. De frente tenemos el Batán, la Quintanilla, el Recuenco... Al fondo se ve el valle y el camino que sube hasta el llano y nos lleva a Valdeperal. Las ruinas de su ermita son visibles desde aquí. Los colores del otoño comienzan a dibujarse en el paisaje.
Desde la Peña del Buitre, Valdanzuelo nos queda a la izquierda. De frente tenemos el Batán, la Quintanilla, el Recuenco... Al fondo se ve el valle y el camino que sube hasta el llano y nos lleva a Valdeperal. Las ruinas de su ermita son visibles desde aquí. Los colores del otoño comienzan a dibujarse en el paisaje.
Subir al llano y simplemente pasear. En esta foto se juntan el verano, los campos de cereales ya segados, una tormenta próxima y la amplitud de kilómetros sin obstáculos. El resultado es esta vista que hipnotiza.
Subir al llano y simplemente pasear. En esta foto se juntan el verano, los campos de cereales ya segados, una tormenta próxima y la amplitud de kilómetros sin obstáculos. El resultado es esta vista que hipnotiza.
Mondoñedo es un precioso pueblo lucense, con un patrimonio medieval digno de visitar y disfrutar. Dispone de catedral propia. Sin embargo, la despoblación también ha hecho mella en buena parte de Galicia. En su día, esta casa quedó abandonada y la naturaleza se ha adueñado de ella. El blanco y negro acentúa la soledad que su visión produce.
Mondoñedo es un precioso pueblo lucense, con un patrimonio medieval digno de visitar y disfrutar. Dispone de catedral propia. Sin embargo, la despoblación también ha hecho mella en buena parte de Galicia. En su día, esta casa quedó abandonada y la naturaleza se ha adueñado de ella. El blanco y negro acentúa la soledad que su visión produce.
Estamos en el Manadero. Un simple resquicio bajo una piedra en medio de la ladera del monte y el agua surge con tal fuerza que parece que nunca vaya a parar. Pero no, es casi un milagro.
Estamos en el Manadero. Un simple resquicio bajo una piedra en medio de la ladera del monte y el agua surge con tal fuerza que parece que nunca vaya a parar. Pero no, es casi un milagro.
Estamos justo en el Manadero mirando hacia Valdanzuelo. Aquí rompe la Mostaza las entrañas del monte con enorme estruendo. Un lugar casi anodino al que nieves y lluvias estacionales llenan de vida.
Estamos justo en el Manadero mirando hacia Valdanzuelo. Aquí rompe la Mostaza las entrañas del monte con enorme estruendo. Un lugar casi anodino al que nieves y lluvias estacionales llenan de vida.
En primer término la Fuente de la Chaparra, que apenas nace vierte sus aguas al cauce que baja de El Manadero. Todo un espectáculo.
En primer término la Fuente de la Chaparra, que apenas nace vierte sus aguas al cauce que baja de El Manadero. Todo un espectáculo.
Salir de Valdanzuelo camino a Cenegro exige subir una cuesta que da a una extensa meseta. Un alto de gran tamaño. Innumerables caminos que serpentean enre tierras de cultivo y corrales, que conviene conocer para no perderse. Con la sierra de Ayllón al fondo, la primavera tiñe de rojo y verde el terreno.
Salir de Valdanzuelo camino a Cenegro exige subir una cuesta que da a una extensa meseta. Un alto de gran tamaño. Innumerables caminos que serpentean enre tierras de cultivo y corrales, que conviene conocer para no perderse. Con la sierra de Ayllón al fondo, la primavera tiñe de rojo y verde el terreno.
Subiendo al camino de la Cruz volvemos un momento la vista hacia atras. No cuesta darse cuenta de que el pueblo se emplaza en un lugar privilegiado.
Subiendo al camino de la Cruz volvemos un momento la vista hacia atras. No cuesta darse cuenta de que el pueblo se emplaza en un lugar privilegiado.
La piedra caliza en una espadaña exenta. El bronce de unas campanas centenarias verdea por el paso del tiempo. La iglesia de Valdanzuelo ha visto pasar muchos años y sucesos. Sucesivas rehabilitaciones y esfuerzos la mantienen en pie.
La piedra caliza en una espadaña exenta. El bronce de unas campanas centenarias verdea por el paso del tiempo. La iglesia de Valdanzuelo ha visto pasar muchos años y sucesos. Sucesivas rehabilitaciones y esfuerzos la mantienen en pie.
Desde la meseta que está sobre Valdanzuelo se dominan vistas sobre la Pinilla, la SIerra de Riaza y Ayllón. Es primavera y aún quedan las últimas nieves sobre las cimas. La tierra roja, las nubes y el azul del cielo forman un hermoso contraste.
Desde la meseta que está sobre Valdanzuelo se dominan vistas sobre la Pinilla, la SIerra de Riaza y Ayllón. Es primavera y aún quedan las últimas nieves sobre las cimas. La tierra roja, las nubes y el azul del cielo forman un hermoso contraste.
Solo siluetas. Valdanzuelo semeja una población costera sumergida en la bruma. La niebla se desliza desde La Cercona y atrapa el pueblo. Es agosto, pero bien parece una estampa invernal.
Solo siluetas. Valdanzuelo semeja una población costera sumergida en la bruma. La niebla se desliza desde La Cercona y atrapa el pueblo. Es agosto, pero bien parece una estampa invernal.
Lozoya se sitúa junto al embalse de Pinilla, en pleno Sistema Central, muy cerca de Navacerrada, del Monasterio del Paular de Rascafría, del puerto de Canencia... Las vistas son impresionantes y la oferta de casas rurales y restaurantes donde degustar las buenas carnes de la zona muy variada.
Lozoya se sitúa junto al embalse de Pinilla, en pleno Sistema Central, muy cerca de Navacerrada, del Monasterio del Paular de Rascafría, del puerto de Canencia... Las vistas son impresionantes y la oferta de casas rurales y restaurantes donde degustar las buenas carnes de la zona muy variada.
Desde Valdanzuelo las vistas nos permiten contemplar cómo las nubes se acercan y amenazan tormenta. La Cercona y su reconocible franja roja se nos presenta aquí perfectamente identificable. Este punto se sitúa en unos nada despreciables 1.100 metros de altitud aproximadamente.
Desde Valdanzuelo las vistas nos permiten contemplar cómo las nubes se acercan y amenazan tormenta. La Cercona y su reconocible franja roja se nos presenta aquí perfectamente identificable. Este punto se sitúa en unos nada despreciables 1.100 metros de altitud aproximadamente.
Una última mirada desde la Cercona al pueblo instantes antes de que el sol se oculte del todo. Uno de los dos lados del valle ya está en sombra y podemos ver por encima de Valdanzuelo la meseta que se extiende a lo largo y ancho durante kilómetros. En ella se sitúan las ruinas de la ermita de Valdeperal y nos separa de pueblos como Languilla, Maderuelo, Ayllón...
Una última mirada desde la Cercona al pueblo instantes antes de que el sol se oculte del todo. Uno de los dos lados del valle ya está en sombra y podemos ver por encima de Valdanzuelo la meseta que se extiende a lo largo y ancho durante kilómetros. En ella se sitúan las ruinas de la ermita de Valdeperal y nos separa de pueblos como Languilla, Maderuelo, Ayllón...
Atardece en Valdanzuelo. Desde el camino a la Cruz se contempla todo bañado por esa especial luz anaranjada. Arriba a la izquierda queda la Cercona.
Atardece en Valdanzuelo. Desde el camino a la Cruz se contempla todo bañado por esa especial luz anaranjada. Arriba a la izquierda queda la Cercona.
La primavera y el buen tiempo han hecho surgir la vegetación de ribera. El viento la mece en la zona de las Hoyas, cercana a la fuente de la Bemberrosa. Los corzos y los jabalíes frecuentan el lugar para abrevar. Pasear por aquí ayuda a afrontar la semana.
La primavera y el buen tiempo han hecho surgir la vegetación de ribera. El viento la mece en la zona de las Hoyas, cercana a la fuente de la Bemberrosa. Los corzos y los jabalíes frecuentan el lugar para abrevar. Pasear por aquí ayuda a afrontar la semana.
Es primavera y todo resucita. Camino a la Quintanilla y en el lugar donde se juntan las aguas que vienen del Recuenco, con las que proceden del pueblo, el arroyo hace un recodo que nos permite contemplar las tierras que han brotado y Escuernacabras.
Es primavera y todo resucita. Camino a la Quintanilla y en el lugar donde se juntan las aguas que vienen del Recuenco, con las que proceden del pueblo, el arroyo hace un recodo que nos permite contemplar las tierras que han brotado y Escuernacabras.
Las bodegas son típicas de la zona de Valdanzuelo, aunque más austeras que en los alrededores. En Valdanzuelo su uso fundamental fue el de almacenar vino. Sin embargo, en pueblos aledaños la bodega no solo servía como almacén, sino que se le dotaba de un tiro de chimenea y se podía pasar largo rato dentro, charlando, bebiendo o comiendo. Posteriormente se han ido añadiendo entradas, porches o incluso una pequeña casa, incrementando su carácter lúdico.
Las bodegas son típicas de la zona de Valdanzuelo, aunque más austeras que en los alrededores. En Valdanzuelo su uso fundamental fue el de almacenar vino. Sin embargo, en pueblos aledaños la bodega no solo servía como almacén, sino que se le dotaba de un tiro de chimenea y se podía pasar largo rato dentro, charlando, bebiendo o comiendo. Posteriormente se han ido añadiendo entradas, porches o incluso una pequeña casa, incrementando su carácter lúdico.
Cúpula gallonada de la Catedral Vieja de Salamanca. Esta catedral comenzó a levantarse en el siglo XII. Posteriormente, al levantarse la nueva corrió el peligro de ser derruida, pero al resultar tan lenta la construcción de una catedral, se salvó gracias a necesitar un lugar donde celebrarse el culto mientras se erigía la nueva. Incluso así, le falta una parte absorbida por el templo posterior.
Cúpula gallonada de la Catedral Vieja de Salamanca. Esta catedral comenzó a levantarse en el siglo XII. Posteriormente, al levantarse la nueva corrió el peligro de ser derruida, pero al resultar tan lenta la construcción de una catedral, se salvó gracias a necesitar un lugar donde celebrarse el culto mientras se erigía la nueva. Incluso así, le falta una parte absorbida por el templo posterior.
Clima continental. Las diferencias de temperatura son muy notables entre el día y la noche, pero también entre el invierno y el verano. No es infrecuente que en invierno los grados sobrepasen ampliamente los valores negativos. Hace unos años, en Castillejo de Robledo, apenas a unos kilómetros de Valdanzuelo se llegó a 20 grados bajo cero, fue en octubre de 2014... Valdanzuelo no debió de andar muy lejos a buen seguro.
Clima continental. Las diferencias de temperatura son muy notables entre el día y la noche, pero también entre el invierno y el verano. No es infrecuente que en invierno los grados sobrepasen ampliamente los valores negativos. Hace unos años, en Castillejo de Robledo, apenas a unos kilómetros de Valdanzuelo se llegó a 20 grados bajo cero, fue en octubre de 2014... Valdanzuelo no debió de andar muy lejos a buen seguro.
Es primavera. Entre las nubes se ha abierto un claro. Una caseta utilizada para guardar aperos de labranza y los chopos se iluminan con unos rayos que caen justo en la zona. Estamos en el Recuenco, lugar en el que innumerables hoyas se abren paso y brotan de agua cristalina.
Es primavera. Entre las nubes se ha abierto un claro. Una caseta utilizada para guardar aperos de labranza y los chopos se iluminan con unos rayos que caen justo en la zona. Estamos en el Recuenco, lugar en el que innumerables hoyas se abren paso y brotan de agua cristalina.
Está nevando en Valdanzuelo. La temperatura ha caído de una forma brusca y lo que se nota sobre todo es el silencio. La nieve se traga el sonido. Seguirá nevando y se hará difícil transitar pero salir por el pueblo y buscar un lugar elevado para contemplar esta maravilla, se hace inevitable.
Está nevando en Valdanzuelo. La temperatura ha caído de una forma brusca y lo que se nota sobre todo es el silencio. La nieve se traga el sonido. Seguirá nevando y se hará difícil transitar pero salir por el pueblo y buscar un lugar elevado para contemplar esta maravilla, se hace inevitable.
Una tormenta ha cruzado Valdanzuelo y se aleja. Las nubes adquieren esas formas bulbosas conocidas como mamatus y que son las propias de frentes tormentosos, de lluvias violentas y repentinas. Los tan típicos tramos de sedimentos rojos, colorean el monte en el que se ha posado la "seta" de nubes que casi se asemeja al hongo nuclear.
Una tormenta ha cruzado Valdanzuelo y se aleja. Las nubes adquieren esas formas bulbosas conocidas como mamatus y que son las propias de frentes tormentosos, de lluvias violentas y repentinas. Los tan típicos tramos de sedimentos rojos, colorean el monte en el que se ha posado la "seta" de nubes que casi se asemeja al hongo nuclear.
No es tan frecuente contemplar un doble arco iris. En este caso, el cielo abierto de Valdanzuelo nos permite disfrutar de uno tras la brusca tormenta de verano. El aire huele de una forma especial, tan limpio que parece casi quemar cuando entra.
No es tan frecuente contemplar un doble arco iris. En este caso, el cielo abierto de Valdanzuelo nos permite disfrutar de uno tras la brusca tormenta de verano. El aire huele de una forma especial, tan limpio que parece casi quemar cuando entra.
Es primavera. Ha llovido en abundancia y ha nevado en la sierra. El deshielo ha hecho brotar el Manadero y la Mostaza se abre paso cristalina hacia Valdanzuelo. El cielo limpio y brillante deja entrever un blanco inmaculado en las nubes y un azul celeste en la atmósfera que hipnotiza.
Es primavera. Ha llovido en abundancia y ha nevado en la sierra. El deshielo ha hecho brotar el Manadero y la Mostaza se abre paso cristalina hacia Valdanzuelo. El cielo limpio y brillante deja entrever un blanco inmaculado en las nubes y un azul celeste en la atmósfera que hipnotiza.
Es inevitable. Entras allí y de repente te sientes en otro mundo y en otro tiempo. Todos esos arcos levemente iluminados te invitan a pasear distraído, sin fijarte demasiado en nada y en todo a la vez. Se empezó a construir en 1785, a partir del lugar y piedras de las Basílica visigótica de San Vicente Mártir.
Es inevitable. Entras allí y de repente te sientes en otro mundo y en otro tiempo. Todos esos arcos levemente iluminados te invitan a pasear distraído, sin fijarte demasiado en nada y en todo a la vez. Se empezó a construir en 1785, a partir del lugar y piedras de las Basílica visigótica de San Vicente Mártir.
Vista desde el Puente de Segovia. La noche trae esta imagen de la orilla del Manzanares. Lo que antes era un río de coches es ahora un lugar de ocio, esparcimiento y disfrute, donde se puede pasear, montar en bici, correr... Y también se dispone de oferta comercial y cultural en los aledaños. El centro cultural Matadero, la sala de conciertos de la Riviera, el centro comercial Madrid Río con vistas privilegiadas...
Vista desde el Puente de Segovia. La noche trae esta imagen de la orilla del Manzanares. Lo que antes era un río de coches es ahora un lugar de ocio, esparcimiento y disfrute, donde se puede pasear, montar en bici, correr... Y también se dispone de oferta comercial y cultural en los aledaños. El centro cultural Matadero, la sala de conciertos de la Riviera, el centro comercial Madrid Río con vistas privilegiadas...
Difícil encontrar más historia que en Calatañazor. Soria, tierra de fronteras y batallas. Llena de castillos y fortalezas. Las vistas de los alrededores desde este lugar son hermosísimas. Asimismo, en el entorno se sitúa la Fuentona de Muriel y el Sabinar de Calatañazor, formando con el pueblo un conjunto que sería un crimen no visitar si estamos cerca.
Difícil encontrar más historia que en Calatañazor. Soria, tierra de fronteras y batallas. Llena de castillos y fortalezas. Las vistas de los alrededores desde este lugar son hermosísimas. Asimismo, en el entorno se sitúa la Fuentona de Muriel y el Sabinar de Calatañazor, formando con el pueblo un conjunto que sería un crimen no visitar si estamos cerca.
Desde Patones de Arriba, el pueblo que tuvo rey, tenemos una vista privilegiada para contemplar Patones de Abajo y al fondo la ciudad de Madrid. A su derecha, se siluetean las torres de la Castellana. Patones de Arriba ha resurgido por su belleza y peculiar situación como enclave turístico, con alojamientos y restaurantes.
Desde Patones de Arriba, el pueblo que tuvo rey, tenemos una vista privilegiada para contemplar Patones de Abajo y al fondo la ciudad de Madrid. A su derecha, se siluetean las torres de la Castellana. Patones de Arriba ha resurgido por su belleza y peculiar situación como enclave turístico, con alojamientos y restaurantes.
La nieve en la Puerta de Hierro. Su antigua función fue la de servir de acceso al Real Sitio de El Pardo. Antes cazadero real y ahora parte del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. Actualmente se ubica en una isleta rodeada de carreteras que forman el nudo noroeste de acceso a la capital.
La nieve en la Puerta de Hierro. Su antigua función fue la de servir de acceso al Real Sitio de El Pardo. Antes cazadero real y ahora parte del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. Actualmente se ubica en una isleta rodeada de carreteras que forman el nudo noroeste de acceso a la capital.
Integrado en el entorno. El cereal ha empezado a crecer y verdea, aunque abajo a la derecha vemos que los chopos apenas tienen hojas. A la izquierda el rincón por donde sube el sendero que va a la Cercona. El cielo hipnotiza, limpio y diáfano.
Integrado en el entorno. El cereal ha empezado a crecer y verdea, aunque abajo a la derecha vemos que los chopos apenas tienen hojas. A la izquierda el rincón por donde sube el sendero que va a la Cercona. El cielo hipnotiza, limpio y diáfano.
Amanece brumoso. Una extraña luz inunda el pueblo. La luz naranja del amanecer tiñe difuminada la piedra caliza de Valdanzuelo. Todo adquiere un tono rojizo. Es una rara sensación contemplar el pueblo en silencio atrapado por una atmósfera densa.
Amanece brumoso. Una extraña luz inunda el pueblo. La luz naranja del amanecer tiñe difuminada la piedra caliza de Valdanzuelo. Todo adquiere un tono rojizo. Es una rara sensación contemplar el pueblo en silencio atrapado por una atmósfera densa.
A la salida de Valdanzuelo, por el camino de tierra que lleva al Recuenco o la Quintanilla. Las nubes se enganchan como un espeso manto sobre el monte de la Cruz. La luz forma extraños clarooscuros. El ruido de los truenos no se  detiene en ningún momento.
A la salida de Valdanzuelo, por el camino de tierra que lleva al Recuenco o la Quintanilla. Las nubes se enganchan como un espeso manto sobre el monte de la Cruz. La luz forma extraños clarooscuros. El ruido de los truenos no se detiene en ningún momento.
Calatañazor y su castillo no distan mucho de Valdanzuelo y es una visita obligada. Desde su atalaya, una privilegiada vista nos lleva a contemplar al fondo Muriel Viejo. Cerca está el sabinar de Calatañazor y la Fuentona. Lugares ambos de una naturaleza espléndida.
Calatañazor y su castillo no distan mucho de Valdanzuelo y es una visita obligada. Desde su atalaya, una privilegiada vista nos lleva a contemplar al fondo Muriel Viejo. Cerca está el sabinar de Calatañazor y la Fuentona. Lugares ambos de una naturaleza espléndida.
La Mostaza cruza Valdanzuelo. La Mostaza es un arroyo estacional, muy relacionado con las lluvias. Solo tras un intenso periodo pluvial, el Manadero y otras surgencias brotarán y aportarán caudal suficiente para que el agua llegue a correr por Valdanzuelo.
La Mostaza cruza Valdanzuelo. La Mostaza es un arroyo estacional, muy relacionado con las lluvias. Solo tras un intenso periodo pluvial, el Manadero y otras surgencias brotarán y aportarán caudal suficiente para que el agua llegue a correr por Valdanzuelo.